JUVENTUD SIN LIMITES

EL VALOR DE LA ORACION

La oración es la acción por la cual el ser humano se pone en comunión con Dios, la oración incluye hablar con Dios, rendirle adoración, presentar peticiones, confesar pecados e interceder por otros.

Al hablar del valor o la importancia de la oración para el cristiano es necesario aprender de Jesús.

Jesús fue un hombre de oración, toda su vida estuvo rodeada de ella, la oración hacia parte de Jesús, demostraba su dependencia del Padre.

Jesús y la Oración

Lc 5:15-16

Jesús se apartaba para orar, tenia espacio y tiempo de oración, su ministerio su fama sus recorridos no impedían llevar una vida de oración.

 

Lc 22:39-41.

Jesús solía es decir acostumbraba frecuentaba el monte de los olivos para orar.

Mc 1:35

Antes de iniciar sus labores diarias Jesús  oraba Lc 9:18; 11:1

Al terminar el día Jesús oraba Mt 14:22 Mc 6:46

 

Lc 6:12

Antes de tomar una decisión acudió al padre en oración

 

En los momentos de angustia Mt 26:38-39

 

Antes de morir Lc 23:34 y 46

 

Que implica orar

La palabra griega que con más frecuencia se usa para oración en el NT contiene un significado mucho mayor del que conocen la mayoría de los creyentes.

La palabra oración en la mayoría de los casos es tomada de la palabra griega PROSEUCHE,  es una palabra compuesta que se deriva de las palabras pros y euche.

La palabra pros es una preposición que significa cara a cara. Y la palabra euche, significa un deseo, anhelo o voto.

Esta palabra proseuche, nos muestra dos cosas importante acerca de la oración

 

Primero  nos dice que la oración debiese ponernos cara a cara con Dios en una relación intima Jer 23:18 la palabra secreto evoca aquí la idea de una reunión confidencial, en intimidad. La oración es el vehículo para traernos a una relación íntima y cercana con Dios.

 

Segundo la palabra proseuche nos da la idea de sacrificio, describe un altar de sacrificio y consagración, donde aceptamos la voluntad de Dios y rendimos la nuestra Lc 22:41-42, allí  nuestras vidas se hallan rendidas completamente a Dios.

Es un lugar de decisión donde libremente hacemos votos de dar nuestras vidas a Dios a cambio de su vida divina impartida a nosotros.

Debido a que la oración  tiene que ver con este tipo de entrega, sacrificio y consagración es obvio que Dios quiere hacer algo más que meramente bendecirnos ¡ El quiere transformarnos! El quiere que coloquemos nuestras vidas en sus manos a medida que venimos ante su trono.

 

 

Henry Gracia

Comentarios

amen! hermano Jesucristo nos quiere restaurar ya! pero es nuestra voluntad y pues dice la palabra de DIOS yo toco ala puerta y el quien escucha mi voz me deja entrar y entrare y cenare con el.... DIOS TE BENDIGA !! y que esa llama que esta dentro de ti no se apague!!

Añadir un Comentario: